martes, 22 de julio de 2014

Tema: 4

2.3.  Tejidos Fundamentales o Parénquimas
El parénquima  forma la médula y el córtex  de tallos y raíces,  la  pulpa  de  los frutos y es  en general  el  tejido  de  relleno  en  cualquier  órgano.
En el cuerpo de la planta el parénquima fundamental constituye la  masa  en  la que se encuentran incluidos  todos  los  demás  tejidos.  Gracias  a  la  turgencia  de  sus  celulas sirve para  dar solidez  general  al  cuerpo vegetativo.
Puede  ser  un  tejido  compacto  o  tener  espacios  intercelulares.  Las  células  del parénquima fundamental  tienen  forma  poliédrica  y  son  isodiamétricas.
Las  vacuolas  están  generalmente  muy  bien  desarrolladas;  pueden  almacenar antocianinas, taninos  o  cristales  en  células  comunes  o  idioblastos.


A.  Parénquima clorofiliano
El parénquima clorofiliano  es el tejido fotosintético por excelencia,  los  cloroplasto  se encargan de captar energía  lumínica transformándola  en  energía  química.
Se encuentra  especialmente  en  el  mesófilo  de  las  hojas,  pero  también  en  tallos jovenes y en general en las partes verdes de la planta,  a veces aún  en la médula.

Genera|mente  las  células  del  parénquima  clorofiliano  tienen  paredes  delgadas, Dejan abundantes  espacios  intercelulares  que  constituyen  un  sistema  bien  desarrollado para facilitar el intercambio  de gases  necesario  para  permitir  la  asimilación  del  dióxido de carbono  (CO2) Sus  células  tienen  un  número  variable  de  cloroplastos,  que  durante  ciertos momentos  del día pueden  contener  almidón  de  asimilación  Presentan  numerosas vacuolas  o  una  sola.


B.  Parénquima  de  Reserva
Esta  parénquima almacena sustancias de reserva  que se encuentran en solución o en forma de partículas sólidas. Los sitios de la célula donde se acumulan estas  sustancias son las vacuolas, los plástidos o las  paredes  celulares.
El parénquima de reserva se encuentra en raíces engrosadas (zanahoria, remolacha) tallos subterráneos (tubérculo de papa, rizomas), en semillas, pulpa de frutas, médula y partes profundas del córtex de tallos  aéreos.
En los tallos y raíces de especies leñosas, el citoplasma de las células permanece activo, el almidón se deposita  y  se  remueve en relación con las fluctuaciones estacionales.
En los órganos de reserva como tubérculos, bulbos, rizomas, las células son almacenadoras  sólo una vez, el protoplasma muere después que se remueven las reservas durante el crecimiento de otros órganos


C. Parénquima Acuífero
Es un tejido especializado en el almacenamiento de agua, se encuentra en forma abundante en tallos y hojas de  plantas  suculentas.
Sus células son grandes, a menudo alargadas, con paredes delgadas, vacuolas muy desarrolladas. Ejemplo: hojas de Agave (Monocotiledoneas.), cladodios de Cactaceae (Dicotiledóneas.) y algunas epífitas.


D. Parénquima Aerífero o Aerénquima
Este tejido facilita la aireación de órganos que se encuentran en ambientes acuáticos o suelos anegados. Es un tejido eficiente, porque permite la flotación de determinados órganos.
El parénquima lo encontramos en angiospermas acuáticas, desde las hojas hasta la raíz.


2.4.  Tejidos  de sostén
Son los tejidos cuyo rol principal es formar el sistema mecánico de soporte o esqueleto de la planta. Sus células  presentan paredes engrosadas en forma parcial o total.
Son de dos tipos:

A.  Colénquima
Tejido de sostén principalmente de los órganos en crecimiento, sus células contienen protoplasma (células vivas) y presentan sus paredes engrosadas parcialmente con celulosa.
Se localiza debajo de la epidermis de los tallos y el peciolo de las hojas.

B.  Esclerénquima
Formado por células con paredes engrosadas, duras y lignificadas, que en la madurez carecen de protoplasma (células  muertas).

2.5. Tejidos Conductores: Xilema y Floema
Son los encargados de conducir el agua y las sustancias nutritivas en la planta. El xilema y el floema integran un sistema muy eficiente  para que los líquidos (savia) puedan fluir con cierta rapidez  por toda la planta. Son tejidos muy complejos debido a la diversidad de células que los integran: conductoras  propiamente  dichas, parenquimáticas y de sosten.


A. Xilema 
Es el tejido  conductor de agua y sustancias minerales absorbidas del suelo hacia las  hojas. Los elementos  específicamente  encargados de la conducción  del agua son las tráqueas o vasos leñosos, que son  conductos  formados  por células  muertas, alargadas y de paredes lignificadas. Las  tráqueas están formadas  por células  conectadas  entre  sí longitudinalmente debido a que las paredes transversales situadas entre célula y célula desaparecen y forman un tubo largo y continuo. Las tráqueas se diferencian unas de otras por la forma y estructura del engrosamiento de la pared lignificada; pueden ser anilladas, espiraladas, aerolar, etc.

B.  Floema
Es el tejido que se encarga de transportar las sustancias  nutritivas de las hojas  al resto de la planta. Los elementos conductores son los tubos cribosos o vasos liberianos que a diferencia  de las tráqueas presentan protoplasma; es decir, se trata  de células  vivas pero que han perdido su núcleo, por lo que están  asociadas con células  anexas nucleadas.
Cuando se hace referencia a ambos tejidos, en su conjunto, se emplea la denominación de tejido vascular, el xilema se ubica en la zona medular formando la madera en las plantas leñosas  (por ejemplo  árboles), y el floema está junto al xílema, hacia el exterior, formando parte de la corteza. Entre ambos se  origina  el  cambium  vascular cuando el tallo es leñoso.

2.6.  Tejidos  Secretores 
A  diferencia  de  los  animales,  las  plantas  no  eliminan  ninguna clase de residuos del metabolismo; pero, existen sistemas secretores específicos, células que producen sustancias  como aceites  esenciales,  resinas,  látex,  cristales,  alcaloides,  etc. Las estructuras secretoras  de  las plantas  son:

* Pelos  glandulares,  que  secretan  generalmente  aceites  esenciales.
* Cavidades  secretoras,  cavidades  que  contienen  aceites esenciales.
* Nectarios, que contienen el néctar de las flores. Los nectarios son glandulas que secretan  una solución  azucarada  llamada néctar que atrae insectos, aves y otros animales.  Los azúcares más comunes son  sucrosa, glucosa, fructosa y otros.
azúcares simples y polisacáridos como  maltosa y melobiosa. El néctar puede tener aminoácidos y otros ácidos, así como otros compuestos orgánicos
* Tubos laticíferos, son células o grupos de células muy  vacuolizadas y cuyo jugo celular constituye el látex, éste es un  líquido de aspecto y composicion  variables, generalmente lechoso, puede ser amarillento o rojizo, contiene  principalmente agua y gomas, también alcaloides, amiloplastos, ceras, etc.


La corteza de los árboles


Referencia:
https://www.youtube.com/channel/UCm2IYAzmfjFSP5YjqWZeK9A

0 comentarios:

Publicar un comentario